MALCOM IN THE MIDDLE





12.02.2009

Críticas de "Malcolm (Serie de TV)"

Las siguientes críticas están tomadas del sitio especializado http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/252839.html, y están ordenadas por utilidad,
de acuerdo alas bases, que utilizaron distintas personas, para más información acceder a la página web
antes mencionada.
La ausencia del gag
Actualmente, las series que contienen la palabra comedia parece que por antonomasia deban estar repletas de gags, estén estos más o menos enlazados a la trama, ya sea mediante la ironía o el cinismo de las mejores ("The Simpsons", "Kevin Spencer") o las bobaliconadas y estupidez de las peores ("Cosas de marcianos", "Psych").
En cambio, "Malcolm" obvia los gags, pues pasa directamente a la acción y, tras la presentación de uno o varios conflictos desarrolla una especie de humor que, como totalmente al contrario de lo que suele suceder, no aparece a borbotones, sino que llena la pantalla y dibuja un gesto de satisfacción en la cara del espectador.

Y ya sea a través de premisas básicamente absurdas, o de esos personajes que son la burla personificada de los estereotipos, "Malcolm" consigue que tras todas sus historias, el ingenio salga a relucir sin darle tiempo al espectador para plantearse cual será el siguiente sketch, pues bien podría decirse que en ella ese factor es prácticamente inexistente.
Si hoy en día más practicasen este tipo de humor seguro que todos ganaríamos, en sonrisas.
Grandine
La mejor comedia
El valor de esta serie no está en unas tramas ingeniosas, ni en unos diálogos llenos de buenos chistes, ni en unas brillantes interpretaciones.

El valor de esta serie radica en que hace reír por mecanismos estrictamente cinematográficos.

Por eso es la mejor comedia no animada que yo haya visto.
Tomine
¡Muerte a las sits de los 80s!
En otra crítica ya destroce un poco el mito de las sit-come americanas de los años 80. Rebosaban moralina por todo sus lados, cristianismo acechando en cada esquina, humor patética y una sensación al finalizar cada episodio ha ya visto anteriormente en otra serie. Para colmo, todo giraba en torno siempre a la familia. La familia era lo más importante. Siempre terminaban en el sofá del salón de la casa abrazados. Eran los 80 con Reagan y el conservadurismo a flor de piel en USA. Malos tiempos para la sit-come.

Llegaron los 90 y sentó de miedo a la temática de la pequeña pantalla. Empezaron a aparecer series nuevas, donde la familia no era el eje, o cuando si, era de forma irónica, casi cruel, destrozando todos los valores construidos en la década anterior. Fue un proceso bastante lento, hasta llegar a principios de esta década (actualmente creo que nos encontramos ante el mejor momento de las series americanas, sit-comes o no), cuando Malcolm llegó a España.

Realmente a mi siempre me gusto pero no me entusiasmo, hasta ahora, que tengo la suerte de verlo en el canal FOX y he de confesar que en cada episodio hecho una media de 3 carcajadas. Y eso es mucho más de lo que me dan la gran mayoría de las series.

Alguien ha acertado plenamente al escribir que lo mejor de la serie es que hace reír por métodos puramente cinematográficos. Yo añadiría también a unos personajes maravillosos, que hacen que los actores se desenvuelvan perfectamente interpretandolos.

Mi favorito siempre fue el hermano mayor. La que liaba en la academia.
Muy fuerte
Sorprendente, divertida, irónica, poco convencional... Estos calificativos se le quedan cortos a esta genial serie, que vino a ponerle una cara gamberra a la televisión, cuando estábamos hartos de ver a cursis familias perfectas, a las que todo les sale a pedir de boca, que viven en inmensas casas (que nadie sabe como se pagan), y en las que nadie discute. Esta familia pelea (veces me pregunto cuánto tardarán en matarse), se pegan y tienen problemas para llegar a fin de mes. Cuando piensas que no pueden sorprenderte, que ya lo has visto todo, los guionistas se inventan una salida magistral, que hace que te mueras de risa, y te preguntes que había en la televisión antes que Malcom. Nadie se la puede perder.
ainel
Humor del bueno
Como cualquier serie de los sábados por la mañana, juvenil, pensaba que iba a ser algo simplón y, en fin, carente de sentido, alguna chorrada americana. Pero no, la verdad es que destila humor muy bruto y muy mordaz, te ríes de verdad. Contiene más que crítica, parodia, pero es muy original. El guión es bastante bueno, y las reflexiones del protagonista también. Es parecido a Los Simpson pero en carne y hueso.
Jack Torrance

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada